Actualidad, Artículos, Consejos sobre productos ecológicos

Compost: qué es y cómo prepararlo

elcamaleonverde.com

Parte del proceso para conseguir nuestras frutas y verduras ecológicas consiste en lograr que el cultivo crezca en la tierra adecuada. Puede parecer algo muy sencillo, e incluso muchas personas piensan que hacer crecer un cultivo es tan simple como plantar la semilla en cualquier lugar, regarla, dejarla al sol y listo… crecerá. Pero la realidad es muy distinta a esta, ya que para obtener ese cultivo que buscas es necesario nutrir la semilla: y allí es donde entra en juego el compost. Hoy queremos despejar estas creencias contándote qué es el compost y cómo prepararlo tú misma para conseguir que en tu huerto crezca todo tipo de cultivos.

¿Qué es el compost?

Empecemos por el principio: ¿qué es el compost? Bueno, el compost es una mezcla de sustancias que se origina (de manera natural) a partir de la descomposición de desperdicios orgánicos como frutas, verduras, carne, hojarasca, comida, estiércol, yerba, etc. Un ejemplo muy claro de esto son las hojas de los árboles que al caerse y permanecer en el suelo mucho tiempo (expuestas a los factores climáticos y ambientales como la luz, el calor, la humedad, etc.) vuelve a convertirse en tierra.

Este proceso, además de descomponerlo, expone los nutrientes de los que está compuesta esta materia que degrada y permite que sean absorbidos nuevamente por el medio en el que se encuentran. Por lo tanto, si este medio es tierra, esa tierra se nutrirá (absorberá los nutrientes) y se volverá mucho más beneficiosa para casi cualquier cultivo que se quiera plantar en ella.

Y hablamos de “casi” cualquier cultivo porque, dependiendo de qué se decida plantar, serán unos u otros los nutrientes que requerirá tener la tierra.No todos los cultivos necesitan los mismos nutrientes ni las mismas cantidades, por lo que antes de plantar algo es importante que conozcas qué nutrientes requiere esa plantación y luego verificar que la tierra que vas a utilizar los tenga.

Pero, ¿qué pasa si la tierra que vamos a utilizar no tiene los nutrientes suficientes, o simplemente no tenemos forma de verificar si los tiene? Bueno, para eso es que existe el compost. Con él podrás suministrarle a la tierra los nutrientes que tu cultivo necesita.

Compost casero, ideal para tu huerto ecológico

Existen dos formas de conseguir compost para tu huerto ecológico. La más sencilla y directa es comprándolo, pero estos compost contienen ingredientes que puedes desconocer (ya sea por la calidad de estos, si forman parte de la mezcla que brinda los nutrientes, u otros que son utilizados para acelerar el proceso de descomposición a pesar de que puedan degradar la calidad del compost).

La segunda forma es haciendo compost casero, que lleva más tiempo y trabajo, pero te garantiza conocer cada elemento que formará parte de tu compost. Además, tendrás la tranquilidad de que tu huerto no será contaminado por químicos que formen parte de un compost artificial, y que puedan terminar por dañar la calidad de tus cultivos y contaminarlos.

Para nosotros la mejor manera de hacerlo es haciendo un compost casero con elementos naturales y libres de contaminantes para así poder mantener nuestros cultivos 100% ecológicos, libres de químicos.

elcamaleonverde.com

¿Cómo preparar compost?

La parte más difícil de preparar compost es lograr que este no se pudra por completo y terminemos con un conjunto de desechos inservibles y malolientes. Pero por suerte evitar esto no es difícil, simplemente hay que realizar con cuidado cada paso del compost casero, y para ello necesitarás de tres elementos fundamentales: un compostador, materia prima para el compost y finalmente agua para el riego.

1.      Compostador

Un compostador es el recipiente donde realizarás tu compost casero y este, al igual que el compost, puedes comprarlo o hacerlo tú misma con elementos como tablas, o recipientes plásticos grandes que tengas en casa (así los estarás reciclando y reutilizando). En caso de optar por hacerlo tú misma procura que el recipiente esté parcialmente abierto en su base para que pueda respirar (si es de plástico u otro material cerrado puedes hacerle algunos agujeros en la base) y coloca dentro primero una capa de tierra y una segunda de materiales secos como paja, ramas de poda, serrín, etc., para evitar que la base de tu compost se pudra.

2.      Materia prima: desechos orgánicos

Es muy importante entender que un compostador no es un cubo de basura donde se puede tirar lo que sea. El compost debe contener únicamente elementos que puedan degradarse fácilmente con elementos como la humedad y el calor, como la piel de nuestras frutas y verduras ecológicas, ramitas y hojas secas de los setos, plantas que hayamos podado, posos de café, cáscaras de huevo, etc. Estos deben ser colocados por capas, y en la medida de lo posible, intercalando entre una capa de productos secos y una de productos húmedos, así lograrás mantener un equilibrio de humedad en tu compostador.

3.      Riego

Como decíamos, el compost requerirá cierto grado de humedad, por lo que será necesario regarlo cada cierto tiempo, pero sin encharcarlo. La humedad deberá llegar a cada capa del compost para que se forme el fertilizante natural basado en cada ingrediente.

elcamaleonverde.com

¿Sabías que todos nuestros productos son ecológicos?

Cada uno de los productos que vendemos El Camaleón Verde son de producción 100% ecológica, por lo que utilizamos compost como el que hoy te enseñamos a hacer en este artículo como fertilizante de nuestros alimentos. Así garantizamos la calidad y naturalidad de todos ellos, contando con la certificación que acredita ese esfuerzo. Puedes conocer cada uno de nuestros productos en nuestra tienda onliney recibir cualquiera de ellos en tu casa, ya que también contamos con envíos dentro de la Península, Baleares y Portugal

Back to list

Deja una respuesta