Recetas ecológicas

Fruta escarchada: ¡Aprende a preparar este delicioso snack!

elcamaleonverde.com

Todos disfrutamos de un capricho dulce de vez en cuando, pero la fruta escarchada es una fantástica alternativa que además puedes preparar en tu casa y aprovechar como tentempié o acompañamiento para otras comidas. Por eso, hoy te traemos esta receta para preparar una deliciosa fruta escarchada.

Fruta escarchada, la mejor alternativa a las chuches

El escarchado es una técnica de conservación que te permite aprovechar la fruta y disfrutar de ella muchísimo tiempo. Si tras realizar esta receta conservas las frutas escarchadas en un lugar fresco, estas pueden llegar a durar hasta un año allí, permitiéndote disfrutar del sabor de ciertas frutas incluso fuera de temporada.

Mejores frutas para prepararla

Lo cierto es que puedes escarchar todo tipo de frutas, siempre y cuando sea sin semillas como nuestras sandías ecológicas. ¡Incluso puedes optar por escarchar las cáscaras de algunas de ellas! Entre las más habituales se encuentran las naranjas, limones y otros cítricos en gajos y sin cáscara (pero sus cáscaras pueden ser escarchadas por separado), cerezas sin hueso, peras, kiwis, melocotón, piña, mandarinas, y muchas frutas más.

Lo más importante a la hora de querer preparar fruta escarchada es elegir frutas que se encuentren en un buen momento de maduración. Es decir, deben estar firmes al tacto, pero sin que les falte maduración o el gusto final podría no ser muy agradable.

Cómo hacer fruta escarchada paso a paso

Pasemos a la receta para que prepares tu propia fruta escarchada en casa. Si bien antes explicamos que casi cualquier fruta puede prepararse escarchada es importante que no las prepares mezcladas ya que cada una lleva su propio tiempo de cocción, por ello en esta ocasión te enseñaremos como prepararlo con naranjas, pero el proceso no difiere mucho para otras frutas:

Ingredientes:

  • 1 kg de naranjas
  • 1 kg de azúcar
  • Hielo

Ten en consideración que, si bien se trata de una receta fácil de realizar, requiere mucho tiempo para llegar al resultado final debido a que la fruta deberá reposar reiteradas veces durante varias horas. Por esto es necesario que la prepares con suficiente tiempo de antelación, si es que la quieres tener lista para una fecha o evento en especial.

Paso a paso:

  1. En primer lugar, deberás pelar las naranjas (puedes reservar las cáscaras para escarcharlas por separado) y cortarla en gajos, rodajas o la forma en la que prefieras que queden una vez escarchadas. Cerciórate también que los trozos no conserven ninguna semilla.
  2. A continuación, realiza agujeritos en la superficie de los trozos para que luego el almíbar pueda ingresar mejor al interior de la fruta. Para hacer esto puedes utilizar un tenedor o un palillo de dientes, y con ellos debes agujerear la fruta, pero no atravesarla.
  3. Coloca los trozos de fruta en un bol y cúbrelos con agua. Deberás dejar que estos reposen en el agua 24 horas, pero cambiando el agua cada 8 horas (en total realizarás dos cambios de agua tras la primera sumersión).
  4. Una vez pasadas las 24 horas deberás escurrir las frutas y colocarlas en un cazo cubiertas con agua fría. Luego coloca el recipiente en el fuego para que el agua comience a calentarse y al momento en que comience a humear verás que las frutas comienzan a flotar.
  5. Cuando veas que las frutas comienzan a flotar retíralas con una espumadera y colócalas en un bol con agua fría y hielo para que se refresquen por unos instantes y luego ponlas a escurrir.
  6. Mientras la fruta se escurre coloca en una cazuela el kilo de azúcar y medio litro de agua (esta proporción es muy importante ya que la cantidad de azúcar debe ser igual al peso de la fruta, y el agua debe ser la mitad de este). Comienza a calentar la cazuela a fuego lento y poco a poco el contenido se irá disolviendo.
  7. Una vez que el contenido de tu cazuela se haya disuelto introduce en ella la fruta hasta que comience un hervor suave. En ese momento vuelve a retirar la fruta con una espumadera y colócala en un bol amplio mientras el almíbar continúa cociéndose en el fuego.
  8. Cuando veas que el almíbar adopta un poco de densidad retira la cazuela del fuego y deja que se temple. A continuación, viértelo sobre la fruta y deja reposar todo durante 12 horas.
  9. Una vez cumplidas las 12 horas repetirás el paso anterior: escurrirás la fruta dejando el almíbar en la cazuela nuevamente y pondrás esta cazuela en fuego lento hasta que comience un hervor suave. En ese momento volverás a introducir la fruta en el almíbar hasta que comience a hervir y la retirará con una espumadera colocándola nuevamente en el bol amplio. Luego retirarás el almíbar del fuego, esperarás a que se temple y nuevamente lo verterás sobre la fruta para dejarlo reposar otras 12 horas.
  10. Ese último procedimiento lo deberás repetir cuantas veces sea necesario hasta que la fruta haya absorbido todo el almíbar, cuidando siempre que el almíbar no adquiera la densidad de punto caramelo. Una vez que se haya absorbido todo el almíbar retira la fruta y colócala en una rejilla para que el almíbar se seque en ellas. Una vez seca tu fruta adquirirá el característico aspecto escarchado.
fruta escarchada lista para disfrutar

Mejor con nuestras frutas ecológicas

Para conseguir el mejor sabor con tus frutas escarchadas te recomendamos que las hagas con nuestras frutas ecológicas de El Camaleón Verde, tu tienda ecológica de confianza. Estas son producidas y cosechadas de forma 100% natural y libres de químicos para cuidar al máximo el sabor y la calidad de los alimentos que consumimos.

Back to list

Deja una respuesta