Artículos

Hábitos saludables que puedes empezar a aplicar en tu día a día desde ya

hábitos saludables

Crear un hábito es una de las tareas más difíciles a la que nos podemos enfrentar, ya que requiere de un alto nivel de disciplina, perseverancia y decisión para lograr incorporarlo a nuestra vida cotidiana. Sin embargo, la recompensa lo vale y con creces, ya que los hábitos saludables influyen en cada una de las etapas y actividades de nuestra vida, desde cómo nos sentimos física y psicológicamente hasta en el nivel de rendimiento que conseguimos.

Por lo tanto, aunque los hábitos de los que hablaremos hoy aquí se tratan de acciones físicas, aplicarlas en tu día a día sin duda repercutirán en cada una de las áreas de tu vida y por ello queremos incentivarte a iniciar ya mismo con ellas:

Sigue una dieta equilibrada

La alimentación se compone de dos actividades fundamentales: comer y nutrirse. Al comer, nuestro cuerpo digiere y absorbe los nutrientes que posee cada uno de los alimentos que digerimos (proteínas vegetales, animales, vitaminas, minerales, carbohidratos y grasas saludables) y los distribuye por todo el cuerpo según la necesidad de este. Sin embargo, aunque el cuerpo requiere de cada uno de estos nutrientes, es muy sencillo caer en ingerir un exceso de uno o más de estos y dejar de lado los otros.

Por ello, el hábito de seguir una dieta equilibrada requiere primero reconocer los nutrientes de aquello que ya ingerimos para identificar cuales nos están haciendo falta. Una nutrición sana consiste de ingerir todos ellos, por lo que necesitas comer cada uno de los siguientes grupos alimenticios (en su justa medida) para obtener sus propiedades nutricionales:

  • Harinas: las harinas son uno de los grupos alimenticios que más se acostumbra comer en occidente, y aunque su exceso es perjudicial para la salud, en su justa proporción aportan carbohidratos que se utilizan como fuente principal de energía en el cuerpo.
  • Frutas, verduras y hortalizas: las frutas, verduras y hortalizas se encuentran vitaminas, minerales, proteínas vegetales, fibra y un contenido calórico muy bajo por ración, por lo que se trata de uno de los grupos alimenticios más importantes.
  • Lácteos: los lácteos y sus derivados aportan mucho calcio, un componente indispensable para la salud y el correcto desarrollo de los huesos.
  • Carnes varias y huevo: consumir carne no solo hace referencia a carnes rojas sino también a la carne de pescado, ya que ambas aportan muchísimas proteínas de origen animal que benefician a la función de los distintos sistemas del cuerpo. Por su parte, el huevo comparte también estas propiedades.
  • Grasas y aceites: las grasas y aceites también son necesarias para el cuerpo ya que participan en el transporte de vitaminas en el cuerpo además de contribuir como reservorio energético del cuerpo. Sin embargo, existe grasa no saludable (como la delos animales, la comida frita, etc.) y grasa saludable como la que aporta el aceite de oliva virgen extra, que provee de más beneficios que las otras.
  • Legumbres y frutos secos: este grupo alimenticio cuenta con la particularidad de brindar beneficios energéticos, plasticidad y función reguladora. Son extremadamente completos en nutrientes, aunque también deben consumirse con moderación dado que aportan grasas.

Practica Ejercicio

Junto con la alimentación, el ejercicio físico se posiciona como otro de los hábitos saludables más importante para los seres humanos. Al igual que el anterior, este no solo beneficia la apariencia física de quienes lo practican con regularidad, sino que también impacta directa y contundentemente en su salud física y psicológica.

Existen numerosos tipos de ejercicios físicos que benefician distintas áreas del cuerpo, así como los sistemas de este (cardíaco, respiratorio, endócrino, óseo, etc.), y gracias a esta variedad, todas las personas son capaces de practicar alguna actividad física que se adapte a sus condiciones y necesidades. Sin embargo, es necesario que este sea guiado por un profesional del deporte para evitar riesgos como lesiones derivadas de la inexperiencia y la falta de condición física.

hábitos saludables

Evita hábitos tóxicos

Así como existen los hábitos saludables y estos son difíciles de adquirir y mantener, también existen hábitos tóxicos que, al contrario de los primeros, se caracterizan por la simplicidad con la que se puede abusar de ellos. Los más comunes y peligrosos son el consumo de sustancias como alcohol, tabaco y otras drogas, ya que estos producen adicción y un daño sumamente grave al cuerpo.

Sin embargo, podemos considerar hábitos tóxicos también al exceso de comida, el sedentarismo, el uso desmesurado de dispositivos digitales, la falta de sueño, etc.

Apuesta por productos ecológicos para cuidar tu salud

Para que una alimentación sea sana los alimentos que consumas deben ser sanos, y aunque a primera vista puede parecer que lo son, no siempre es el caso. Las verduras, frutas y hortalizas y sus derivados muchas veces poseen más químicos que nutrientes debido a la búsqueda de aumentar la producción de estos alimentos, pero esto no solo disminuye sus beneficios, sino que también aumenta sus inconvenientes para el cuerpo.

Por ello, para lograr una alimentación saludable es necesario apostar por productos ecológicos, que son cultivados y tratados libres de químicos y fertilizantes artificiales. Todos los productos de nuestra tienda ecológica cuentan con la certificación ecológica de la Unión Europea, que certifica su calidad y producción 100% ecológica en nuestros invernaderos ecológicos de Almería.

Back to list

Deja una respuesta