Consejos sobre productos ecológicos

Verduras de temporada: Todo lo que necesitas saber

elcamaleonverde.com

Si llegaste hasta nuestro blog probablemente ya conozcas nuestra tienda especializada en productos ecológicos. En El Camaleón Verde consideramos de máxima prioridad cuidar tanto de lo que comemos por nuestra propia salud, como del impacto que nuestros cultivos tienen sobre el planeta.

Hoy queremos hablarte sobre los productos de temporada, otro punto sumamente importante al momento de elegir qué comprar y que no, y sobre todo en qué momento. Si bien existen no únicamente verduras sino también frutas, legumbres, y demás cultivos, y todos ellos tienen su momento de cosecha, hoy nos centraremos en hablar sobre las verduras específicamente.

¿Qué son las verduras de temporada?

Para empezar, te explicaremos que son las verduras de temporada ya que, aunque es un concepto muy utilizado, muchas personas desconocen de que se trata. Las verduras de temporada son todas aquellas que son cosechadas y vendidas en su época óptima de cosecha, en otras palabras, son todas aquellas que, por las condiciones climáticas y de suelo, crecerían de forma natural en esa época del año.

Hoy en día es muy normal encontrarnos con una amplia variedad de frutas y verduras en el almacén, mercado o verdulería, y podríamos ir en tres meses y seguirían estando allí, no las mismas por supuesto, pero sí el mismo tipo de verdura. Esto se debe a que actualmente las industrias agrícolas utilizan procedimientos químicos y tecnológicos para tratar la tierra y poder obtener estas cosechas durante todo el año.

Sin embargo, esto no es algo que suceda de manera natural, ya que cada cultivo requiere de ciertas condiciones que se dan en ciertos momentos del año y, si bien los procedimientos para cultivar fuera de temporada se encuentran muy regularizados, estos tienen impacto en todo aquello que compramos y posteriormente consumimos.

Sin embargo, no todos los sitios de cultivo utilizan estos procesos para generar productos fuera de estación. Existen mercados especializados en la siembra y cosecha de cultivos ecológicos. Los cultivos ecológicos son aquellos que, desde su siembra hasta que los consumes son tratados sin ningún químico que beneficie su crecimiento ni modifique el desarrollo natural del mismo.

Hay que aclarar que ecológico y de temporada no son lo mismo. Una verdura o fruta puede ser de temporada, o sea, encontrarse en el mercado y comprarlo en la época del año propicia para su crecimiento, pero aun así haber sido tratada para acelerar el desarrollo del mismo, y conseguir facultades físicas que la hagan más atractiva para el consumidor, como un mejor color, tamaño, aroma, entre otras.

Un cultivo ecológico es aquel que está certificado como tal y se garantiza que no fue tratado de ninguna manera para favorecer su crecimiento, por lo tanto estos no pueden ser obtenidos fuera de temporada.

Toda verdura de temporada necesita ser cultivada en una zona propicia para su crecimiento, donde el suelo y el clima favorezcan su desarrollo. Por ejemplo, si lo que buscamos que crezca es una planta de wasabi (la planta más difícil de cultivar del planeta), necesitaremos un suelo bien hidratado, pero no en exceso, ya que esta planta crece en lugares donde abunde el agua, pero sin ser sumergida en ella como los lirios.

También influirán los nutrientes que la tierra posea en esa zona, y por supuesto la temperatura a la que se encuentren. Si bien la tierra puede ser propicia para un cultivo, no podremos cultivar de manera natural una planta que crece en verano, cuando estemos en pleno invierno.

Por supuesto, de la misma manera en que existen plantas, frutas y verduras que requieren muchos cuidados y beneficios para poder crecer, existen otras más adaptables que pueden cultivarse casi en cualquier lugar, sin tener que prestarle tanta atención a la temperatura y propiedades del suelo. Entre ellas podemos nombrar al tomate, por ejemplo, una fruta ecológica para nada exigente con sus necesidades de suelo y de clima, a excepción de los climas propensos a sufrir heladas.

El tomate es uno de los cultivos más conocido en el planeta, si no el más conocido, y su siembra es muy regular tanto en grandes plantaciones de invernaderos como en pequeñas huertas domésticas, así que si quieres comenzar a cultivar algo en tu casa, el tomate sería una excelente opción.

¿Sabías que España se encuentra entre los 20 principales países agrícolas del mundo? Y es el principal exportador de lechuga existente, donde más de la mitad de esa producción se realiza en una única Comunidad Autónoma, la Región de Murcia.

Otro cultivo por excelencia aquí es el tomate ecológico, la hortaliza más producida en todo el país llegando a superar las cinco millones de toneladas por año, y se cultiva en Andalucía, principalmente Almería y Sevilla, y Badajoz. También podemos destacar la enorme producción de patata que, si bien España no se encuentra entre los principales productores de este tubérculo ya que es una de las plantaciones más comunes en todo el mundo, si está entre los principales exportadores.

elcamaleonverde.com

Beneficios de consumir verduras de temporada

Ahora que ya conoces los productos de temporada vamos a hablar un poco sobre los beneficios que estos nos aportan, no solo para nosotros sino también para la tierra. Consumir alimentos de temporada nos aporta múltiples beneficios, desde el sabor hasta la nutrición. Una verdura de temporada ha sido cultivada muy recientemente, respetando su ciclo natural de crecimiento, sin forzarla ni modificarla, y llega a tu mesa completamente fresca.

Poder descartar el uso de químicos durante su producción también nos ayuda a garantizar el consumo de nutrientes naturales que tiene nuestro alimento, ya que el uso de los mismos para el desarrollo de los productos agrícolas puede minimizar los beneficios que estos nos aportan.

Otro beneficio, para nada menor, es que al buscar alimentos de temporada estos suelen producirse cerca de los puntos de distribución, por lo que apoyarás la economía local de tu región. Lo cual también tiene impacto en su precio, ya que muchos cultivos fuera de temporada son importados desde zonas o países lejanos, aumentando su costo por el transporte necesario para traerlos hasta aquí. En cambio los cultivos de temporada son cultivados en la zona de residencia acotando el costo de los mismos.

También podemos destacar las conservas. Aquellas conservas que se realizan con productos de temporada obtienen un sabor más natural y característico, y de esta forma podrás disfrutar del sabor de tus frutas y verduras favoritas aun cuando su temporada haya acabado, sabiendo que las adquiriste en su mejor momento y al mejor precio.

Pero los beneficios de los cultivos de temporada y ecológicos no son únicamente para nosotros sino también para nuestra tierra. Realizar un cultivo en su época propicia y sin agregar productos extra mantiene el cuidado del área donde se siembra, ya que fomenta la rotación de las plantaciones evitando que el suelo pierda propiedades naturales.

Uno de los pilares fundamentales de la siembra consiste en no cultivar reiteradas veces una misma especie de plantación, o especies emparentadas, en un mismo lugar, ya que cada planta absorbe ciertos nutrientes, y si plantamos de forma consecutiva una misma especie esta drenará los nutrientes disponibles en el suelo hasta secarlo del mismo. Si rotamos los cultivos, estos absorberán de manera variada los nutrientes del suelo y tendremos un mejor equilibrio de estos.

Hoy en día existen muchísimas personas cuya dieta se basa en consumir principalmente verdura. Esto no quiere decir que se alimenten únicamente de ella, ya que también consumen legumbres, frutos secos, semillas, cereales, tubérculos y más variedad. Pero su alimentación no incluye ningún tipo de carne, e incluso algunos evitan también cualquier producto proveniente de animales (es el caso de los veganos). Este tipo de alimentación se trata de una decisión de vida, en la que buscan reducir el consumo masivo de animales en el mundo, mostrando que se puede llevar una vida perfectamente saludable a base de vegetales.

Las verduras les aportan a ellos los mismos beneficios que a los demás. Todos los nutrientes (vitaminas, minerales, proteínas, y demás) que nos aportan las verduras son suficientes para vivir perfectamente si lo haces de forma equilibrada. Solo hay una única vitamina que las personas que no consumen animales deben consumir en forma de suplemento y es la vitamina B12, la cual proporcionan algunos vegetales pero no de forma provechosa para nuestro organismo.

Asimismo, existe una creencia errónea de que las proteínas aportadas en una dieta vegana no son proteínas completas y por lo tanto no son suficientes para nuestro cuerpo. Pero está comprobado que el aporte proteico de las verduras es suficiente simplemente con consumir una variedad de estas. Si es cierto que determinadas verduras contienen menos aminoácidos (pequeños componentes que forman las proteínas) de algún tipo en especial, pero una verdura distinta aporta esta carencia y carece de otra, por lo tanto comer una amplia variedad de alimentos, sin necesidad de ser carne, es más que suficiente para conseguir las proteínas que requerimos.

Además, podemos encontrar múltiples recetas de cómo cocinar verduras de temporada. Algunas mantienen más su valor nutricional que otras, pero esta gran variedad es otro punto a favor de las dietas veganas o vegetarianas, pues muchos creen que se trata de una alimentación monótona y aburrida, ¡y es todo lo contrario!

Podemos optar por cocinar las verduras al horno, cocidas en olla, a la plancha con AOVE Ecológico, y muchas otraspero la forma más sana que podemos elegir es consumirlas al vapor. La cocción al vapor consiste en aprovechar el vapor producido por el agua en una olla, y colocar encima de esta una rejilla donde apoyaremos los alimentos que se cocinaran lentamente.

Sin embargo, no a todos los miembros de la casa les suelen gustar las verduras, y este es (normalmente) el caso de los niños. La pelea entre los padres y sus hijos para que estos últimos coman sus verduras comenzó hace muchos años y sigue hasta el día de hoy, pero es una realidad que incluir alimentos vegetales en la dieta de nuestros pequeños es de suma importancia.

Para evitar la clásica y eterna discusión con tu niño para que coma sus vegetales lo mejor es buscar la forma de incluirlas en sus comidas enmascarando su sabor. Hay muchas teorías sobre por qué a los niños no les gustan los vegetales, pero la más probable, al menos hasta hoy, es que se debe a su gusto amargo. Por esto te aconsejamos que busques maneras diversas y sabrosas de mezclar las verduras con sus comidas favoritas, por ejemplo en puré. Desde los bebés hasta los adultos, son muy pocas las personas a quienes no les gustan los purés. Además, son muy sencillos de hacer. Pero, si tu niño o niña ya está más grande, puedes mezclarle sus vegetales cortados pequeños con un poco de carne o jamón, en el sofrito de la pasta, en las pizzas…

elcamaleonverde.com

Calendario de verduras de temporada por meses

Como ya hemos explicado, cada temporada es propicia para el cultivo de ciertas verduras, pero esto no limita la variedad que puedes llevar a tu mesa ya que existe una gran cantidad de cultivos cada mes. Para que tengas siempre a disposición que verduras puedes encontrar en cada mes del año a continuación te dejaremos una breve lista para que puedas revisar antes de ir a la tienda.

Verduras de temporada en enero

Acelga, achicoria, alcachofa, apio, borraja, brócoli, calabaza, canónigos, cardo, cebolla, chirivía, coles de hoja, coliflor, endibias, escarola, espinaca, grelos, haba tierna, hinojo, jengibre, lechugas de invierno, puerro, remolacha.

Verduras de temporada en febrero

Acelga, achicoria, alcachofa, apio, borraja, brócoli, calabaza, canónigos, cardo, cebolla, chirivía, coles de hoja, coliflor, endibias, espárragos, escarola, espinaca, grelos, haba tierna, hinojo, jengibre, lechugas de invierno, puerro, remolacha.

Verduras de temporada en marzo

Acelga, achicoria, ajo tierno, alcachofa, berro, borraja, brécol, canónigos, cardo, cebolla, coles de hoja, coliflor, endibia, escarola, espárrago, espinaca, grelos, guisante, haba tierna, jengibre, puerro, remolacha, tirabeque.

Verduras de temporada en abril

Acedera, achicoria, ajo tierno, alcachofa, berro, brécol, cebolla, coles de hoja, coliflor, espárrago, guisante, haba tierna, tirabeques, judía verde, puerro, rábano, remolacha, zanahoria.

Verduras de temporada en mayo

Acedera, achicoria, ajo tierno, berro, calabacín, cebolla, espárrago, guisante, haba tierna, judía verde, lechuga, patata nueva, puerro, rábano, remolacha, zanahoria.

Verduras de temporada en junio

Acedera, ajo tierno, berro, calabacín, cebolla, espárrago, judía verde, lechuga, patata nueva, pepino, pimiento, rábano, remolacha, zanahoria.

Verduras de temporada en julio

Berenjena, calabacín, cebolla, judía verde, lechuga, patata, pepino, pimiento, tomate.

Verduras de temporada en agosto

Berenjena, calabacín, cebolla, champiñón, judía verde, lechuga, okra, patata, pepino, pimiento, puerro, tomate.

Verduras de temporada en septiembre

Acelga, berenjena, boniato, calabaza, cebolla, champiñón, chirivía, lechuga, okra, patata, pepino, pimiento, puerro, tomate.

Verduras de temporada en octubre

Acelga, alcachofa, apio, boniato, calabacín, calabaza, canónigos, cebolla, champiñón, chirivía, coles de hoja, coliflor, lechuga, puerro, remolacha.

Verduras de temporada en noviembre

Acelga, alcachofa, apio, boniato, borraja, brócoli, calabaza, canónigos, cebolla, champiñón, chirivía, coles de hoja, coliflor, escarola, hinojo, madroño, puerro, remolacha.

Verduras de temporada en diciembre

Acelga, alcachofa, apio, boniato, borraja, brócoli, calabaza, canónigos, cardo, cebolla, coles de hoja, coliflor, endibia, escarola, espinaca, hinojo, jengibre, lechugas de invierno, puerro, remolacha.

Como puedes ver, sin importar la época del año en la que nos encontremos contamos con muchísimas opciones de verduras para llenar nuestra despensa. Pero cuando hemos comprado de más, o no sabemos cómo mantener nuestras verduras de temporada frescas el mayor tiempo posible podrían echarse a perder con facilidad.

Una pregunta muy recurrente que nos solemos hacer es cómo lograr que las verduras, frutas y demás cultivos que hemos comprado se conserven frescos el mayor tiempo posible. Sucede que a veces vamos al mercado y vemos toda esa enorme cantidad de cultivos brillantes que se ven muy sabrosos y queremos llevarnos todo, pero luego para utilizarlos tardamos un tiempo, y las verduras se echan a perder con facilidad si no se consumen en un corto plazo o no se conservan correctamente.

Existen varias maneras de conservar nuestras verduras, y empezaremos por enumerar algunas que no requieren cocinarlas para que las puedas almacenar:

  • No lavarlas: Al comprar verduras y frutas es lógico que lo primero que hagamos sea lavarlas, pero esto puede ser un error. Por supuesto hay que lavarlas antes de consumirlas, sino podríamos enfermarnos por las bacterias que pueden traer del huerto, pero el lavado debe ser previo a la cocción o consumo (en caso de ensalada y que no la cocinemos) y no si se va a guardar, ya que el agua acelera el proceso de descomposición de estas.

Para guardarlas sin utilizar agua puedes optar por limpiarlas con un trapo seco o un cepillo para quitar la tierra o restos de otras verduras que pueda raer desde la huerta o el almacén.

  • Guardarlas separadas: Otra costumbre muy regular es que almacenemos todas las verduras juntas en algún cajón, posiblemente en la nevera, pero esto tampoco es lo más recomendable. Algunas verduras comienzan su descomposición antes que otras, y tenerlas cerca entre sí fomenta la descomposición de aquellas que podrían haber aguantado más de haber estado solas, o en compañía únicamente de sus pares.
  • Utilizar bolsas: Si no tienes un lugar para ubicar cada una de tus verduras puedes optar por separarlas en bolsas. Si van a estar fuera de la heladera las mejores serán las de papel ya que las de plástico fomentan también la formación de microbios. Pero si las pondrás en la nevera entonces puedes utilizar las de plástico sin problemas. Como última opción, pero no la peor ni mucho menos, sería utilizar las bolsas plásticas herméticas, con las que aislamos aún mejor nuestras verduras del entorno para mantener su frescura, aunque nuevamente te recomendamos ponerlos en la heladera si las utilizas.
  • Congelarlas: Siempre puedes congelar las verduras en tu congelador, aunque esta opción tal vez no sea la preferida de muchos es extremadamente útil. Solo debes colocarlas en una bolsa y meterlas en el congelador, pero recuerda que, antes de guardarlas, deben estar bien secas ya que si no se pegarán y romperán al querer retirarlas de la bolsa.

Habiendo hablado ya de los métodos de conserva más sencillos pasaremos a los que llevan un poco más de trabajo. Pero es que a veces sin querer se nos pasan las verduras o las frutas y no queremos tirarlas, entonces deberemos cocinarlas o hacer algún procedimiento para poder utilizarlas más adelante.

  • Cocinarlas: la cocción es el método más común para conservar nuestros alimentos y que demoren más tiempo en echarse a perder. Al cocinar, dependiendo del método, deshidratamos los alimentos quitándoles el agua que, como explicamos arriba, acelera el proceso de descomposición. Cocinarlas no quiere decir que debas consumirlas en el acto, esto puede hacer que duren un tiempo más, pero no es recomendable que esperes mucho más tiempo para ello. Sin embargo, la cocción no es la única solución.
  • Conservas en vinagre: las conservas son una excelente forma de postergar el consumo de nuestros alimentos, y se trata de un método muy sencillo de llevar a cabo. Seguramente alguna vez viste a tus abuelos hacer conservas de frutas, o hacer mermeladas con las que ya tenían mucho tiempo. Pues bien, esto también se puede realizar con las verduras, aunque el procedimiento es claramente distinto, la finalidad es la misma.  Las conservas en vinagre son especialmente elaboradas para verduras duras como zanahorias, pimientos, coliflor, y espárragos, entre otras, aunque se puede realizar con cualquier verdura u hortaliza siempre que no sea de hoja.

¿Sabías que en El Camaleón Verde todas las frutas y verduras son de temporada?

En El Camaleón Verde tenemos como objetivo proporcionarte las mejores hortalizas y frutas ecológicas que puedes encontrar, y a un precio excelente. Nuestros productos son cultivados en suelos certificados ecológicos, que garantizan el uso de fertilizantes orgánicos cuidando la calidad y el sabor, a la vez que generamos una fuente de trabajo constante por la gran cantidad de mano de obra que se utiliza en los cultivos orgánicos.

Para evitar los posibles riesgos, y tener un mejor control de aquello que ingerimos, día a día más personas nos sumamos a la compra y consumición de cultivos ecológicos. Pero ¿qué son los cultivos ecológicos? Bueno, un cultivo ecológico es todo aquel que, desde su siembra hasta que llega a tus manos, es tratado sin químicos ni conservantes artificiales

Hoy en día, no existen pruebas de que los cultivos producidos con conservantes sean dañinos para la salud, y que los pesticidas utilizados en ellos dejan una cantidad mínima de residuos que no es perjudicial. Pero cada ser humano es distinto y exponernos a pequeñas dosis químicas, de forma reiterada, puede terminar por enfermarnos. Y esta es la principal ventaja de los cultivos ecológicos, pero no la única. También hay que tener presente los beneficios naturales que tienen las verduras, frutas y demás plantaciones para nuestro organismo. Los nutrientes y minerales que nos otorgan pueden verse disminuidos por causa de haber sido manipulado con químicos.

En El Camaleón Verde sabemos que realizar compras presencialmente se ha vuelto una dificultad actualmente, y poder comprar completamente online y sin salir de tu hogar ha pasado de ser una novedad a una necesidad. Por estos motivos creemos importante recordarte que puedes recibir todos nuestros productos en tu casa, o enviarlo a esa persona que los necesita para que disfrute de sus frutas y hortalizas favoritas en solo 24/48, con todas las medidas de seguridad garantizadas.

Además, en nuestra tienda online de productos ecológicos no tienes que preocuparte de elegir un buen producto, ya que todas nuestras frutas y hortalizas cuentan con certificado ecológico, y son entregados en un tiempo óptimo para garantizar su frescura y calidad.

En www.elcamaleonverde.com podrás encontrar todas las verduras y frutas de temporada al mejor precio y sin necesidad de salir de tu casa. Pero además, si quieres una opción más variada para tu compra online puedes optar por cualquiera de nuestras cestas ecológicas, y disfrutar de múltiples productos que se adaptan a tus necesidades.

¿Quieres conocer más consejos de cocina para aprovechar al máximo tus productos ecológicos? ¡Pásate por nuestro blog! También encontrarás muchas recetas para cocinar que quizás no conocías, desde gazpachos ecológicos hasta batidos de sandía con múltiples combinaciones.

Esperamos que este post te sirva como referencia para poder elegir detenidamente tus verduras ecológicas y de temporada, y de esa forma aprovechar al máximo sus beneficios mientras cuidas de tu planeta y de tu economía.

Back to list

Deja una respuesta